El pasado viernes 21 participamos en la jornada “Diálogos con la Cultura” en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba. Junto a otros profesionales del ámbito de la Historia y la Arqueología, se debatió sobre el futuro de nuestras especialidades formativas en el campo de la investigación, gestión y difusión más allá del ámbito universitario. Las experiencias y propuestas presentadas por los ponentes así como el debate surgido tras las correspondientes charlas sirvieron para que los estudiantes de las carreras de humanidades, que en dicha casa cursan sus estudios universitarios, pudieran conocer de primera mano posibles salidas profesionales en las que aplicar sus conocimientos así como tener muy presente qué es lo que se van a encontrar en el campo laboral una vez que finalicen su periplo estudiantil.

 

El título de este “Diálogo” fue “Arqueología, Patrimonio y Cultura. Nuevas perspectivas”. La jornada fue presentada por el Exmo. Sr. D. Eulalio Fernández Sánchez, Decano de la Facultad de Filosofía y Letras y moderada por el profesor D. José Antonio Garriguet, del Área de Arqueología. La Dra. Ana Ruiz, perteneciente al grupo de Investigación Sísifo y al proyecto de Difusión Arqueología Somos Todos de la UCO habló de la experiencia y logros del proyecto durante sus dos años casi de trayectoria. Dña. Fátima Castillo y D. Luis R. Tovar expusieron su trabajo relacionado con la arqueología en su empresa Aqueoqurtuba y una nueva propuesta innovadora de rutas con su recién creada Arqueogourment. Y, finalmente Patricio Soriano de Almagre, trató sobre la importancia que tiene la aplicación de las nuevas tecnologías de la información y comunicación al ámbito patrimonial mostrado a través de algunos ejemplos de trabajos que hemos realizado desde Almagre.

Patricio Soriano, de Almagre, durante intervención

Patricio Soriano, de Almagre, durante intervención.

Como idea general se vio la posibilidad mejorar la formación de los alumnos a la hora de enfrentarse al mundo laboral. Sería la necesidad de recibir una formación básica universitaria en administración de empresas y en tecnologías en los grados humanísticos, algo imprescindible en los momentos en que vivimos.