Tras la puesta en marcha de nuestro curso “Accesibilidad al Patrimonio Cultural” del que ya está abierto el plazo de preinscripción para su segunda edición nos hemos propuesto, en aquellos cursos que sea posible, adaptar los contenidos de nuestros temarios y facilitar el acceso y uso de nuestra plataforma de formación para que sean accesibles.

Uno de los primeros trabajos que hemos realizado ha consistido en la reelaboración de los textos del temario y prácticas  del curso que inicia el próximo 9 de Octubre sobre “Redes sociales y Patrimonio Histórico”. Para que los contenidos sean accesibles a personas con discapacidad visual o resto de visión, hemos seguido las pautas marcadas en las guías de contenidos elaboradas por nuestra colaboradora Beatriz Alcántara de Turismo Inclusivo y que son vistas en nuestro curso. Algunas de estas modificaciones consisten en:

  • La estructuración de contenido.
  • Uso de un tipo de letra sencilla y sin adornos.
  • Tamaño de fuente mínima de 12 y 14 puntos.
  • Alineación de textos a la izquierda para facilitar el encuentro del principio del renglón. Evitamos justificar el texto ya que provoca que los espacios entre palabras sean irregulares.
  • Completar con texto alternativo y leyenda los elementos no textuales como las imágenes para que sean descritos por los lectores de pantalla.
  • Denominar a los hiperenlaces de una manera significativa.

Respecto a la plataforma, tuvimos la oportunidad de revisar su funcionamiento por un instructor tiflológico de la ONCE al que agradecemos sus comentarios y aportaciones. En general, se llegó a la conclusión de que el Aula es accesible para un alumno que esté acostumbrado a usar Internet. Para los puntos negativos detectados, como el uso de algunos módulos de subida de archivos, hemos buscado alternativas. Las mejoras adaptadas se han centrado por ejemplo en:

  • La sustitución de la apertura de ventanas emergentes para la visualización de documentos de temario y sustituir por su descarga automática.
  • Preparación de los cuestionarios en formato texto como alternativa al sistema que incluye Moodle.
  • Añadido de texto alternativo y leyenda a las imágenes en las páginas html y foros de debate.
  • Uso de correo electrónico como alternativa para comunicarnos con nuestro alumnos: corrección de prácticas, envío de comentarios y calificaciones.